Introduce tu mail y recibe las actualizaciones en tu correo

jueves, 26 de mayo de 2011

Desparasitación

Cuando se adquiere un animal es importante realizar un buen control antiparasitario, no sólo por la salud de nuestra mascota, sino también por la de los propietarios que conviven con ella, ya que muchas de las parasitosis animales son transmisibles al ser humano.

El control antiparasitario debe realizarse a 2 niveles:
  • Desparasitación Externa: Se deben controlar tanto pulgas como garrapatas, ya que aunque las segundas sean menos frecuentes en ambientes urbanos, son transmisoras de otras enfermedades de gravedad para su animal de compañía (ehrlichiosis, babesiosis…). Estos parasitos suelen aparecer en primavera, con temperaturas de más de 15ºC, pero debido al clima cálido al que pertenecemos, recomendamos tratar a su animal durante todo el año, haciendo hincapié en los meses de más calor (aplicando los productos con mayor frecuencia y más estrictamente.







A) PULGAS: Se alimentan de sangre, los adultos permanecen en el Hospedador (perro, gato…), alimentándose y reproduciéndose, hasta que mueren o se caen del animal (rascados, sacudidas..). Los signos de infestación dependen del número de pulgas, de la tolerancia del hospedador y de la existencia o no de hipersensibilidad por parte del animal. La infestación se confirma tanto si se detectan pulgas vivas, como sus heces.

Existen varios productos para su control sobre el animal
  • Inhibidores del desarrollo del insecto: LUFENURON (PROGRAM ®). No mata adultos, por lo que en caso de infestación no son suficientes para solucionar el problema. Se administra 1vez al mes, por vía oral.
  • Reguladores del crecimiento: METOPRENO, Tampoco son adulticidas, se administran en combinación con otros productos.
  • Adulticidas: PIRETRINAS, PIRETROIDES,ORGANOFOSFORADOS, FIPRONIL (FRONTLINE®), IMIDACLOPRID (ADVANTAGE®), SELAMECTINA (STRONGHOLD®)y la novedad ESPINOSAD (CONFORTIS) con una presentación en comprimidos y con 1 mes de actividad.
  •  Combinaciones de los anteriores: IMIDACLOPRID +PERMETRINA (ADVANTIX®), FIPRONIL+S-METOPRENO (FRONTLINE-COMBO®), IMIDACLOPRID+MOXIDECTINA (ADVOCATE®), PIRIPROXIFEN+AMITRAZ(PREVENTIC PLUS®)
De igual modo, existen distintas presentaciones para facilitar la administración de estos productos: spot-on (pipetas), collares, sprays, champús, inmersiones, oral, sistémicos, etc...
Si se realiza una buena prevención sobre nuestro animal de compañía, no es necesario tratar el ambiente en el que éste se encuentra. Sólo en caso de parasitación activa debemos tratar también el ambiente, puesto que los parásitos pueden transferirse a distintas zonas del hogar (sofá, cama, alfombras…) haciendo más difícil cortar su ciclo de vida. Para ello, existen diversas sustancias en el mercado, como son las permetrinas:

- Solas: CIPERMETRINA (BARRICADE®)

- En combinación: PERMETRINA+BUTÓXIDO DE PIPERONILO (STOCKADE®), PERMETRINA+METOPRENO (ECTOKILL®)

Al igual que con los antiparasitarios que se aplican sobre el animal, estos productos se presentan de diversas maneras, siendo los pulverizadores y los foggers (fumigadores domésticos) los más habituales.



B) GARRAPATAS: También se alimentan de sangre. Si se detectan se puede proceder a su extracción manual (controlar que se elimine la cabeza) o bien a tratar al animal con productos específicos: AMITRAZ (PREVENTIC ®),PIRETRINAS, PIRETROIDES, FIPRONIL (FRONTLINE®)…Suelen presentarse en forma de collar (deben renovarse cada 3-4 meses, en épocas de máxima incidencia)o en spot-on en combinación con antipulgas (mensuales)

El control ideal debe abarcar ambos géneros. El producto a utilizar es aquel que usted considere mejor para su animal de compañía, tanto por sus propiedades antiparasitarias como por su comodidad para la aplicación. Su veterinario le asesorará sobre los productos existentes en el mercado destinados a tal efecto y cuál puede ser el que mejor se adapta a sus necesidades y a las de su animal.

2. Desparasitación Interna: Los géneros que se incluyen en este grupo se caracterizan por ser productores de diarreas en su mascota. El desarrollo de estos parásitos es cíclico y pasa por varias fases, parte de las cuales se producen en el medio ambiente, otras en los llamados Hospedadores Intermediarios (rumiantes, porcinos, roedores, conejos…), al igual que en nuestro animal de compañía, que es el Hospedador Definitivo. Ya que es prácticamente imposible controlar el ambiente y los hospedadores intermediarios, la forma de cortar el ciclo es previniendo la infección del hospedador definitivo, nuestro animal de compañía. Podemos clasificar a estos parásitos en 2 grandes grupos:

a. Cestodos: Tenias y Echinococcus 


b. Nematodos: Ancilostoma, Ascaris, Trichuris, Toxocara.
La infección en la mayoría de los casos se produce por ingestión, ya sea de músculo de hospedadores intermediarios, como de aguas contaminadas y sobre todo por contaminaciones fecales (heces infectadas) ambientales.

La prevención debe empezar desde el momento que adquiera a su animal de compañía. Existen distintos productos y distintas presentaciones, pero normalmente todos suelen tener un espectro de actuación que abarca los géneros arriba citados; entre ellos se encuentran: PRAZIQUANTEL, FEBANTEL, PAMOATO DE PIRANTEL, MILBEMICINA. Los productos que se encuentran en el mercado suelen ser combinaciones de estos fármacos. Las presentaciones son variadas: vía oral, sistémica, e incluso en spot-on (para gatos).

Ya hemos comentado que los parásitos se desarrollan siguiendo un ciclo determinado que abarca diversos estadios (desde huevo, pasando por diferentes estados larvarios, hasta adulto) de los que sólo uno de ellos es infectivo, por lo que si usted acaba de adquirir un animal (perro, gato, conejo…), sea cachorro o adulto, y desconoce si se le ha realizado algún control parasitario es recomendable realizar una desparasitación completa que abarque todo el ciclo de desarrollo del parásito: administrar el producto que le recomiende su veterinario a la dosis indicada y repetir este tratamiento pasados 15 y 30 días; de esta forma se asegura que su nuevo compañero esté totalmente “limpio” ya que habrá cubierto todo el ciclo (si el producto solo ataca a determinadas larvas, aún estarán presentes las fases anteriores; al repetir el tratamiento pasado este plazo, se asegura que alcancen la fase infectiva y que el producto las elimine). Tras realizar esto, ya sólo será necesario que realice tratamientos preventivos cada cierto período de tiempo (normalmente, cada 3 meses)

La base para evitar las infestaciones parasitarias y sus problemas asociados (diarreas, enfermedades transmitidas por garrapatas, hipersensibilidades a pulgas, transmisión a seres humanos…) está en la prevención.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis